De acuerdo con una reciente encuesta, habitantes de Yucatán manifiestan ser felices, pero en contraste hay varios suicidios.

Yucatán atraviesa por una aparente contradicción a causa del contraste de tres fenómenos: la percepción de felicidad, los casos de depresión y las muertes por suicidios, cuyos números se incrementan de manera alarmante con el transcurrir de los días.

Actualmente, la entidad ostenta el primer sitio en cuanto a percepción de felicidad entre su población, de acuerdo con la encuesta nacional, realizada de manera mensual por Arias Consultores. Lo anterior fue publicado por la casa consultora en su Evaluación de Felicidad y Bienestar.

Las tres dimensiones que mide este estudio son la percepción de la felicidad, la percepción de la calidad de vida y la percepción del bienestar de la población.

Te podría interesar: Intentó separar a dos hombres en una riña y fue apuñalado

Tan solo en el primer trimestre de 2022, el Estado hizo una escalada en percepción de felicidad hasta alcanzar la cima, pues pasó del cuarto lugar en enero al primer puesto en marzo pasado, cuando se llevó al cabo la más reciente medición, realizada del 24 al 28 de marzo, con una muestra de 21,239 encuestados en todo el país.

Según los resultados del estudio, el 70.4% de los yucatecos dijo sentirse feliz. Lo anterior obliga a preguntarse: ¿Son los yucatecos verdaderamente felices? El panorama parece ser contrastante.

En primera instancia, la percepción de felicidad se confronta con el alto índice de casos de depresión, que ha visto un importante crecimiento en los últimos años.

Yucatecos con depresión

La Dirección General de Epidemiología reportó que hasta la semana epidemiológica 16, —del 17 al 23 de abril— se tenía en cuenta de que 612 yucatecos fueron diagnosticados con depresión, y durante ese mismo periodo de 2021 hubo cuenta de 397 casos documentados.

La sumatoria actual se divide en 157 hombres y 455 mujeres.

En 2021, hubo 1,679 nuevos diagnósticos de depresión en la entidad. Esa cifra es casi el doble de la que se contabilizó en 2020, cuando hubo 987.

Este año la tendencia sigue al alza.

Con los datos ya mencionados, Yucatán se ubicó —el año pasado— como el décimo estado con mayor población que sufre depresión, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al presentar los resultados de la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (Enbiare) 2021.

Según los resultados del citado estudio, el 16.7% de la población encuestada aseguró presentar síntomas de depresión.

La cifra superó en 2021 el promedio nacional, que en ese entonces fue de 15.4 por ciento. Según el Censo de 2020, la entidad yucateca tiene una población de 2.320,898 habitantes, por lo tanto, la Enbiare indicó que 387,590 pobladores indicaron vivir con depresión.

Este factor, como hemos informado, juega un papel importante en la conducta suicida, que actualmente ha dejado una larga estela de decesos. Son, pues, estas muertes el otro factor que cuestiona los resultados sobre la percepción de felicidad en la entidad. Además, el índice de muertes autoinfligidas ha visto un incremento de manera súbita en el mes que recién concluyó.

Te podría interesar: Trágica semana en Yucatán: 14 suicidios en tan sólo 7 días

Panorama desalentador y trágico en Yucatán

Tras el negro primer cuatrimestre del actual calendario, Yucatán ronda ya las nueve decenas de suicidios. Nuestros archivos indican que hasta el último día de abril, se habían registrado al menos 88 suicidios.

Los casos se distribuyeron de la siguiente manera:

  • Enero: 15 casos.
  • Febrero: 22.
  • Marzo: 19.
  • Abril: 32.

El segundo cuatrimestre ya arrojó el primer fallecimiento y éste ocurrió en Oxkutzcab, donde una mujer se privó de la vida.

La suma de los trágicos hechos del periodo enero-abril es levemente menor a la registrada en 2021, cuando en el mismo lapso se contabilizaron 93 fallecimientos.

En ese lapso de tiempo Yucatán estableció una nueva cifra histórica al registrar 301 casos, según señalan los datos de nuestros archivos.

Llama la atención que marzo tuvo una reducción considerable a la registrada en el mismo periodo de 2021, cuando se documentaron al menos 28 incidencias, es decir, nueve casos menos. Sin embargo, abril superó la marca establecida el año pasado cuando se documentaron 26 suicidios y casi triplicó al número del que se tuvo cuenta en 2020, que fue de 13 hechos.

Además, el recién concluido mes arrastra consigo la semana más trágica a causa de este problema de salud, ya que durante la Semana Santa —del 11 al 17 de abril— se registraron 14 suicidios, casi la mitad de los casos del pasado mes.

Con este índice, abril registró en promedio un caso cada 23 horas.

Te podría interesar: Yucatán: Abril cierra con más de 1 suicidio por día

Muertes según el género

En un aproximado, en cuatro meses transcurridos, en todo el Estado, las autoridades tomaron conocimiento de una muerte de este tipo cada 33 horas. Actualmente, como ya ha sido una constante en más de una década, los hombres quintuplican a las mujeres en casos de suicidio.

De las cifras obtenidas se tiene que 18 mujeres se privaron de la vida, mientras que 71 hombres tomaron la fatal decisión. Este flagelo ya cimbró a varias comunidades. En la estadística se señala que en al menos 27 municipios se han registrado casos.

No obstante, la capital se mantiene como el principal foco rojo del Estado, ya que concentra unos 30 hechos. En el mismo periodo del año pasado ya se tenía cuenta de 38.

Por su parte, Kanasín y Umán, poblaciones conurbadas a Mérida, suman seis y cuatro fallecimientos, respectivamente.

Municipios en alerta

Otros municipios en los que hay señales de alarma son Progreso, con seis casos; Tizimín, también con seis; Chemax y Tetiz, con tres cada uno; Tixpéual, Valladolid, Opichén, Izamal, Halachó y Motul, con dos muertes de este tipo cada uno.

Con los 89 casos registrados, actualmente Yucatán cuenta con un índice de muertes autoinfligidas por cada 100,000 habitantes de 3.7. Sin embargo, el año pasado en el mismo periodo fue de cuatro, una disminución casi nula.

El 2021 concluyó con un estimado de 12.9 suicidios por cada 100,000 habitantes, que colocaría a Yucatán de nuevo a la cabeza de las entidades con este problema de salud.

Constante metodología

Las metodologías de quienes han puesto fin a su vida han sido diversas. No obstante, el ahorcamiento predomina en el 95% de los casos. No obstante, en cuatro hechos el método fue diferente: tres fueron por envenenamiento y sobredosis, y uno por disparo de arma de fuego.

Los rangos de edad de la fatal estadística van de los 14 a los 82 años. La población de entre 14 y 29 años tiene el mayor número de casos con 31.

Le siguen los de 30 a 39 años, con 25 casos; los rangos con menos incidencia son los de 40 a 49 años y de 50 o más años, con 14 y 11 casos, de manera respectiva. En siete hechos no se tuvo conocimiento del rango de edad.

Dos menores, de 14 y 15 años, son los casos más jóvenes en esta negra cifra.

La elevada incidencia de muertes ha llamado la atención de los internautas locales, pues Yucatán ocupa el puesto tres entre los estados cuyos usuarios indagan sobre la palabra “suicidio” en Google, de acuerdo con lo que refieren las tendencias del motor de búsqueda.

En ese listado, Yucatán es precedido por los estados de Durango y Tamaulipas, y le siguen Coahuila y Tabasco.— Daniel Valdez 

ALCHILE Síguenos en Google News