Este Día de la Madre, La i entrevistó a María Candelaria Coj Trejo, una mujer que ha tenido que pasar duras pruebas pero siempre su fortaleza le han ayudado a superarla

CAMPECHE.- Los hijos se convierten en las joyas más importantes en la vida de una mujer, y una madre es capaz de hacer todo por ellos, así es como nos lo platicó María Candelaria Coj Trejo, mamá de dos jóvenes, quien se ha tenido que aferrar a luchar, ante las pruebas que le ha dado la vida.

En entrevista, nos compartió que en el 2011, recibió la noticia que cambió por completo su rutina de vida, al enterarse que tendría que enfrentar el cáncer de mama, sin embargo, el amor a sus hijos, es lo que la condujo a vivir un proceso médico, sin que ellos se enteraran.

“Mi esposo y yo decidimos que mis hijos no se enteraran porque estaban muy chiquitos, y además de que fue una difícil temporada sobre todo para mi aunque mis fuerzas fueron ellos, yo sólo recibí quimios y se me empezó a caer el cabello, pero fue una muy difícil enfermedad”, comentó.

Luego de haber superado esta terrible enfermedad, explicó que nuevamente retomó su rutina de vida, ya que siempre quiso dar el mejor ejemplo a sus hijos, de persistencia y perseverancia.

Su profesión, es la enfermería, la cual, asegura que es algo que le apasiona, ya que desde muy joven, tuvo la oportunidad de poder ayudar a decenas de personas, con este oficio, hasta tener la oportunidad de poder trabajar en una institución de salud, pero lo nunca se imaginó, es que volvería a enfrentar otra difícil prueba.

Dejó su trabajo por su familia

Ante la llegada del Covid-19, y sobre todo del desconocimiento de una nueva pandemia, cada día era más grande el temor de sus hijos y su familia de que se llegara a contagiar, motivo por el que tuvo que tomar la decisión de retirarse de su gran labor, por amor a su familia, sin embargo, fue inevitable el contagio.

“Hace poco más de cuatro años le tuvimos que contar a mis hijos que yo había enfrentado el cáncer y con esto de la pandemia, me pidieron que renuncie para evitar que me contagie, sin embargo, la vida tenía preparada otra cosa y aún así, tuve que pasar por la prueba del Covid-19”, señaló.

La noticia de que se había contagiado de Covid-19, fue otra noticia que como familia tuvieron que enfrentar, puesto que su sistema inmunológico, se encontraba comprometido, tras superar el cáncer, pero la fuerza de una madre, fue mucho más grande para luchar por su vida una vez más.

“Nunca sentí que me iba a morir, yo sabía que mis hijos me estaban cuidando, por eso me pidieron renunciar a mi trabajo y lo hice, me jubilé por amor a mis hijos y eso me motivaba a seguir luchando, porque los quiero ver hasta el día que yo pueda, sólo sentía mucha confianza en Dios, fue un mes muy difícil, pero gracias a Dios estoy bien”. Indicó.

Así es como a sus 56 años de edad, esta mujer ha luchado por su vida, y su motor, han sido sus hijos, por ello, le pide a las mujeres que siempre confíen y amen, porque eso es lo que les permitirá salir adelante.

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News