A tan solo dos meses de haber iniciado el año, Yucatán tiene dos de los tres casos de leishmaniasis en todo el país. Pero, ¿sabes de qué se trata?

YUCATÁN.- Con poco más de 40 días de comenzado el año, Yucatán ya presentó dos de los primeros tres casos de leishmaniasis (o leishmaniosis) o “úlcera de los chicleros registrados por las autoridades de salud federal.

Dicha enfermedad ha sido un constante azote en la Península, donde se han documentado un porcentaje significativo de los casos. Pero, ¿qué es la leishmaniasis?

Te podría interesar: Yucatán vivirá un segundo eclipse solar: ¿cuándo y a qué hora será?

Publicidad

¿Qué es la leishmaniasis?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es una enfermedad parasitaria diseminada por la picadura de un mosquito infectado.

Los causantes de este mal son las más de 20 especies del género de protozoarios Leishmania. Estos a su vez se transmiten a través de 90 especies de flebótomos, insectos que requieren ingerir sangre para producir huevecillos, que transmiten el parásito.

¿Cuáles son los tipos de leishmaniasis?

De acuerdo con el organismo internacional de salud, existen varias formas distintas de leishmaniasis. Las más comunes son la cutánea y la visceral.

El tipo cutáneo causa llagas en la piel. El tipo visceral afecta los órganos internos, tales como el bazo, el hígado y la médula ósea, que es potencialmente mortal. Las personas con esta enfermedad suelen tener fiebre, pérdida de peso y aumento de tamaño del bazo y el hígado.

Te podría interesar: Yucatecos rompen Récord Guinness por arte con globos

Cabe señalar que dependiendo del tipo de parásito que infecte a huésped, se pueden presentar tres tipos de Leishmaniasis cutánea: una es la conocida como localizada (LCL): se caracteriza por úlceras en la piel, cuando afecta los cartílagos de nariz y orejas puede afectar severamente, aún así puede curarse.

También se encuentra la denominada cutánea difusa (LCD): son lesiones cutáneas tipo nódulos que se extiende en la piel de todo el cuerpo; su curación es difícil. Y por último también se encuentra  la mucocutánea (LMC): se caracteriza por lesiones iniciales de piel que se extiende hasta las mucosas o cartílago de nariz y boca destruyéndolas, su curación es difícil.

Esta enfermedad, señala la Secretaría de Salud,  generalmente se presenta en áreas agrícolas donde se siembra y cosecha cacao, café o árboles chicleros, es por ser que comúnmente se denomine la “úlcera de los chicleros”.

Según la dependencia, la población en riesgo de aproximadamente nueve millones se distribuye en 13 entidades federativas en tres áreas geográficas:

1.-Región del Golfo: Veracruz, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán. 2.- Región del Pacífico: Chiapas, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Oaxaca y Sinaloa. 3.- Región Centro: Morelos y Puebla.

Según informó la dependencia federal, en México se han registrado ya tres casos de este mal. Los enfermos son tres hombres, dos son de Yucatán y uno de Michoacán, quienes presentaron un cuadro de leishmaniasis cutánea. 

No obstante, los tres casos registrados constituyen una importante reducción con respecto al año anterior, cuando el mismo periodo, la semana epidemiológica 4, se habían registrado 21 casos.

Sin embargo, el problema de la leishmaniasis  se ha recrudecido en la Península desde 2022 y ha ido en  aumento. Al cierre de aquel año, en México se habían registrado al menos 954 casos de la enfermedad de tipo cutánea. Ese total de casos se concentró en ocho estados de la República, destacando las cifras de Quintana Roo, Yucatán y Campeche

De esa cifra, 775 de los infectados fueron hombres y 179 las mujeres. Ese año, Yucatán aportó a esa estadística 80 casos: 77 hombres y 3 mujeres. Un año antes, en la entidad yucateca solo había registrado un caso de un hombre. Quintana Roo contabilizó 500 y  Campeche 85 durante 2022.

El año pasado, el panorama fue con una tendencia al alza. Al cierre de la semana epidemiológica  52 de 2023 en el país ya se contabilizaban 1,136 casos de leishmaniasis cutánea y dos casos del tipo viceral, que se registraron en Colima.

De los  1,136 casos del tipo cutáneo, 964 fueron hombres y 172 fueron mujeres. Sin embargo, fue notorio que cerca del 50% de los estados del país (fueron 15) presentaron al menos un caso de esta enfermedad, destacando en la lista los ubicados en el Sureste.

De esta sumatoria de casos, la península de Yucatán concentró el 88 por ciento de los casos, con una sumatoria de 996 enfermos confirmados de este mal. Yucatán subió un peldaño a nivel peninsular, pues se posicionó como la segunda entidad de la Península con más casos, al sumar 106, de los cuales “sólo” cuatro fueron mujeres.

 El primer puesto lo concentró Quintana Roo con un total de 899 infectados por el parásito (677 hombres y 122 mujeres). Campeche fue tercer al sumar 86 casos hombres y 5 de mujeres enfermas.

Con información de Daniel Valdez

Síguenos en Facebook

La i Noticias Síguenos en Google News