Ante el anuncio del retiro del uso obligatorio del cubrebocas en Yucatán, doctor Baeza Bacab comentó que podrían aumentar los casos.

YUCATÁN.- El retiro del uso obligatorio de cubrebocas en Yucatán parece un medida razonable en estos momentos de baja intensidad y control de la pandemia de Covid-19, consideró  el médico Manuel Baeza Bacab, especialista en inmunología clínica y alergias y reconocido académico universitario.

El gobierno del Estado informó que a partir del lunes 26 de septiembre de este año, el uso de cubrebocas será voluntario, con excepción en hospitales y transporte público, donde continuará siendo obligatorio.

Como analista y estudioso de esta pandemia desde su aparición, el doctor Baeza Bacab ha emitido opiniones  para el Diario sobre el desarrollo y comportamiento del Covid-19 en Yucatán. Y en esta ocasión se le preguntó sobre la liberación del uso del cubrebocas como medida de protección contra el coronavirus.

Te podría interesar: Yucatán continúa en semáforo verde: retira el uso del cubrebocas

Uso del cubrebocas en Yucatán será voluntario: ¿qué pasará?

No se ve en el panorama actual de la pandemia una nueva variante del coronavirus que comprometa este control que hay en estos momentos”, señaló.

“Sin embargo, la exposición multitudinaria o en espacios cerrados con poca ventilación podría llevarnos a un incremento en el número de casos diarios, que afortunadamente se están presentando como cuadros catarrales de corta duración. Por lo anterior, parece un buen momento para iniciar el ‘destete’ de las medidas preventivas a nivel general”.

Recalcó que la persona puede considerar el uso del cubrebocas cuando crea que puede estar en riesgo o no se sienta segura sin esta protección.

Brotes de catarro e influenza

También advirtió que el contacto estrecho que existe entre la población infantil en las guarderías y las escuelas de educación básica puede llevar al regreso de los brotes de catarros e influenza en la próxima temporada.

Pero eso es algo con lo que siempre han batallado las familias, ya se sabe que el regreso a las escuelas después de las vacaciones siempre se acompaña de picos epidémicos de catarros en la población pediátrica, algo que se ha observado en estas semanas de septiembre, pero que no debe causar alarma, siempre ha ocurrido.

El regreso a la “vieja normalidad” después de la pandemia

Con respecto a la influenza, próximamente iniciará la vacunación anual y los padres de familia no deben perder la oportunidad de vacunar a sus hijos para prevenir la enfermedad.

“Después de dos años y medio de pandemia, podemos ver la luz al final del túnel porque en la actualidad es una enfermedad con baja mortalidad y un número mínimo de casos leves cada día. Esto nos permite, no solo retirar el cubrebocas en sitios seguros sino también iniciar el tránsito a la vieja normalidad, tal vez no igual a como la conocimos pero sí muy parecida”, destacó.

“Tenemos un respiro que seguramente nos permitirá retomar nuestras vidas y trabajar en todo lo perdido. El Covid-19 no solo afectó la salud sino también la economía y la educación. Es hora de hacer un recuento y recuperarnos de todos los trastornos psico-sociales que nos dejó el encierro, el distanciamiento social y la enfermedad, pues no podemos soslayar que muchos niños y adultos cursan con covid largo y una buena parte de la población dejó de atender sus padecimientos crónicos, pues la
supervivencia era lo primordial”.

Te podría interesar: Tormenta tropical Ian se convertiría en huracán en las próximas horas

La pandemia llega a su fin, pero no el Covid-19

El especialista afirmó que a partir de mañana, la sociedad debe ser responsable de esta nueva etapa de la enfermedad y mantenerse vigilantes de la evolución del padecimiento. La pandemia llega a su fin, pero no el Covid-19.

El coronavirus será otro de nuestros padecimientos endémicos como el dengue, chikunguya, zika e influenza, entre otros. Con la salvedad que ahora tenemos una vacuna efectiva y nuevos tratamientos para hacerle frente.

Pandemia de Covid-19 en Yucatán: ¿que pasó?

Como una referencia, el médico Baeza Bacab hizo un recuento del Covid-19 en Yucatán.

El 11 de marzo de 2020, hace dos años y medio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió la declaración de pandemia a causa de una nueva enfermedad denominada Covid-19 ocasionada por un nuevo virus de origen animal nombrado SARS-CoV-2.

Poco después se emitieron una serie de medidas preventivas que modificaron los estilos de vida a nivel mundial, entre ellas el encierro, la sana distancia, las medidas de higiene personal y el uso de cubrebocas. 

Probablemente el empleo del cubrebocas fue la medida que causó mayor inconformidad y polémica, pues algunos gobiernos tomaron la decisión de no hacer su uso obligatorio, como sucedió en nuestro país. Sin embargo, hay que
señalar que el gobierno de Yucatán, reconociendo las ventajas que brindaba su uso obligatorio, avalado por diversos trabajos
científicos, hizo de este artículo protector una de las medidas principales en la prevención de la enfermedad.

“En retrospectiva podemos decir que el cubrebocas ha sido la principal herramienta para evitar la infección, sobre todo antes del empleo masivo de las vacunas”, destacó. “Además, no solo fue útil para prevenir el Covid-19 sino fue muy eficaz para evitar los brotes de influenza y las infecciones virales de la vía respiratoria superior, las cuales al disminuir también se hicieron menos frecuentes los casos de asma aguda, pues como sabemos las infecciones son la causa principal de las crisis de asma”.

Dijo que durante el primer año de la pandemia la sobrevivencia y la prevención dependieron de dichas medidas preventivas, principalmente del uso del cubrebocas. A finales de 2020 se inició a nivel mundial la campaña de vacunación más grande de la historia,  que se tradujo en una disminución de la enfermedad, principalmente de las formas graves y la mortalidad.

El uso del cubrebocas en Yucatán será voluntario. Sin embargo,  el especialista en inmunología clínica y alergias recomienda a los adultos mayores, portadores de comorbilidades, personas con alto riesgo y enfermedades respiratorias  que continúen con el uso del cubrebocas siempre.

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News