Un perrito de Yucatán demostró su valentía, pues antes que pasara algo salvó a su familia de una serpiente que entró a la casa.

YUCATÁN.- “Adiós, bebé valiente”, fueron las palabras de un hombre a su perrito pues, su amigo fiel, salvó a su familia del veneno de una serpiente coralillo, de las más venenosas en Yucatán.

Todo sucedió en una vivienda de la ciudad de Mérida, y la historia fue compartida por su dueño Jorge Luna, médico veterinario con estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Te podría interesar: A un año del deceso de José Eduardo Ravelo, su madre pone un altar en Mérida

Según narró el usuario, la serpiente entró por el porche y, sin ser vista, entró hasta el interior de la casa. Sin embargo, antes que la coralillo lograra atacar a un integrante de la familia, el perrito la vio y los defendió.

“Adiós Nachito, adiós bebe valiente, pagaste con tu vida el proteger a tu familia de quien tu sabias que podía hacerles daño, una coralillo de las más venenosas que se colo al porche de la casa y lograste matarla, pero te mordió y tu cuerpecito no pudo superarlo. Gracias por el año de amor y aventuras que nos regalaste, jamás te olvidaremos bebe lindo, fuiste un héroe defendiendo a tu familia.”

¿Qué tan venenosa es una serpiente coralillo?

La coralillo (Micrurus) es una serpiente muy venenosa que destaca por sus colores llamativos rojo, negro y amarillo. Son muy conocidas y temidas en México y en otros países de América Latina. Pueden llegar a medir desde 36 centímetros hasta 1.5 m de longitud.

Tienen la cola muy corta comparado con otros grupos de serpientes, de ahí deriva el nombre de género. De acuerdo con la página NaturaLista este tipo de serpientes no son agresivas a menos que sean molestadas. A pesar de la letalidad de su veneno, morder suele ser uno de sus últimos recursos de defensa.

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News