En los últimos días, debido a la creciente, habitantes han visto a cocodrilos merodeando por las calles de Río Lagartos.

TIZIMÍN.- Desde el domingo en los puertos del oriente hay creciente de mar, lo que comienza a preocupar a los porteños pues temen que ocurran incidentes por conexiones eléctricas subterráneas y por la presencia de los lagartos, tal como fue el caso en Río Lagartos.

Casi todas las noches ha estado subiendo el nivel del agua en Río Lagartos y San Felipe hasta ingresar a la comunidad, dejando entre agua las viviendas, calles, malecones y zonas de desembarque de las lanchas.

Algunos vecinos de Río Lagartos han optado por el uso de sus mismas lanchas para poder salir de sus casas lo que para algunos porteños es curioso pues incluso a manera de relajo dicen que parece como si estuvieran en Venecia.

Te podría interesar: Joven halló a su amigo sin vida en Kanasín: segundo caso en 12 horas

Hay otras familias que viven frente al malecón que han optado por no salir de sus casas y cuidar que sus artículos no se mojen. Según los porteños la creciente no tarda, pues tras un par de horas vuelve a bajar el nivel del agua y al amanecer todo regresa a la normalidad.

Temen por su seguridad

Sin embargo el miedo de los habitantes es que pueda ocurrir algún accidente sobre todo en el malecón de Río Lagartos ya que hay cables subterráneos y temen que alguien sin saber se enfrente a una descarga eléctrica.

Eso no es todo pues el miedo es doble ya que en los últimos días han estado saliendo los lagartos que de por si viven en el mar y en el balneario de chiquilá. De hecho indican que varios turistas se lo han encontrado en su paso y lo único que hacen es tomar fotografías y alejarse.

Te podría interesar: Tras ser chocada, mujer perdió la vida en la Mérida-Tixkokob

Además de los riesgos que representan, los habitantes temen que con estas inundaciones se empeoren las calles, pues hay tramos que de por sí parecen lagunas.

Según los habitantes hay una creencia que estas crecientes se deben a efectos de la luna debido a la gravedad provoca que atraiga los océanos a las costas. Añaden que no es primera vez que ocurre ese fenómeno ocasionando si no mareas altas, bajas.

Con información de Wendy Ucán

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News