Hoy se cumple un año del fatídico ataque del que fue víctima Eduardo Ravelo, por el que día después murió. ¡Esto se sabe sobre el caso!

MÉRIDA.- El 21 de julio del 2021 por la mañana, el joven José Eduardo Ravelo tomó un taxi, se encaminó al centro de Mérida y más tarde fue detenido por elementos de la Policía Municipal. Un año después su madre sigue buscando a los culpables de su muerte.

El caso del joven Ravelo es uno de los más polémicos en Yucatán; para la opinión pública la responsabilidad recae en la autoridad municipal, para la Fiscalía General de la República, en los médicos que atendieron al muchacho de 23 años en el hospital “Agustín O’Horán”; ambas hipótesis creíbles por los muchos antecedentes de abuso policial y mala atención médica, respectivamente, que se han registrado en la entidad y que, al parecer, han quedado impunes.

Te podría interesar: A un año del ataque a José Eduardo Ravelo, harán marcha en Mérida

Crónica de los hechos

El muchacho llegó al centro cerca de las 10 de la mañana, recorrió algunas calles, aparentemente movido por los efectos de alguna droga, y luego de agredir a un taxista fue detenido en el parque de San Juan por elementos de la Policía Municipal de Mérida a cargo del comandante “Delta 1”.

Luego de cumplir sus horas de arresto, recuperó su libertad, pero su estado de salud era deplorable; así lo señalan varios testigos y la señora Dora María Ravelo Echevarría, su madre, con quien habló por teléfono el día 23 de julio y a quien le contó que fue violado por los elementos municipales.

Al día siguiente, acompañado de su madre que viajó de urgencia desde Veracruz a Mérida, el muchacho se presentó a la Fiscalía General del Estado (FGE) donde interpuso una denuncia en contra de los elementos municipales. Ese mismo día los médicos legistas de mencionada institución solicitaron su traslado al hospital “O’Horán” con el apoyo de una ambulancia de la SSP, el 3 de agosto falleció.

Te podría interesar: Caso José Eduardo revela lacerante realidad

La Fiscalía comenzó a investigar el caso, ya que la muerte, según la necropsia, fue “síndrome de disfunción orgánica múltiple, secundaria a politraumatismo”, es decir, murió a consecuencia de golpes sufridos, presuntamente, en manos de los policías de Mérida.

Entonces la señora Dora María comenzó una lucha mediática para obtener justicia por la muerte de su hijo. Mientras velaba a su hijo, llevó su ataúd a las puertas del Palacio de Gobierno, lo que llamó la atención de medios locales y nacionales.

Las pruebas, hasta ese momento, obtenidas y basadas en lo dicho por el joven, apuntaban a los elementos pertenecientes al Ayuntamiento de Mérida. El municipio los defendió, mientras el gobierno del Estado, incluso Mauricio Vila Dosal, titular del Ejecutivo, celebró en sus redes sociales la detención de cuatro policías involucrados, presuntamente en la muerte. Días después, el juez Rómulo Antonio Bonilla Castañeda dejó en libertad a los policías municipales.

Solicitó la ayuda de AMLO

Las reacciones en contra del sistema de justicia no se hicieron esperar; Dora María continuó realizando protestas y viajó a la ciudad de México donde solicitó la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador; en Mérida, por tanto, la Fiscalía General del Estado se mantenía en su hipótesis de un posible homicidio y el Ayuntamiento de Mérida comenzó a filtrar videos del tiempo que el muchacho estuvo en la cárcel municipal, a esto las autoridades estatales habrían respondido con un video en el que se observa la llegada de José Ravelo a las instalaciones de la Policía Municipal; en él hay momentos claves, como la forma de bajarlo de la camioneta 269 y la manera en que lo someten, incluso uno de los policías deja caer su peso sobre su rodilla apoyada en las costillas del macilento joven.

La FGR realizó las investigaciones

Finalmente la Fiscalía General de la República anunció que atraería el caso por completo, de modo que un grupo de expertos fue enviado a la ciudad de Mérida para realizar las investigaciones pertinentes.

Te podría interesar: Caso José Eduardo: defensa de los policías rechaza recomendaciones de la CNDH

¿Murió por neumonía?

El viernes 3 de septiembre los elementos federales realizaron la reconstrucción de los hechos y después de dos meses, por medio de un boletín publicado vía “twitter”, indicaron que el muchacho había fallecido a consecuencia de una neumonía y que después de recabar testimoniales, pruebas periciales y videos, determinaron que no hubo tortura ni actos inhumanos ejercidos por los policías en contra del joven, por lo que su muerte no fue consecuencia de esa detención.

La CNDH revisó el caso

El caso también fue revisado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), órgano que en enero de este año envió la recomendación 50 VG/2022 al Ayuntamiento de Mérida y a la FGE e la que considera que, contrario a la determinación de la FGR, sí hubo tortura contra el joven.

CNDH asegura sí hubo tortura

En la recomendación se hace mención de un gran número de oficios y documentos oficiales, entre los que destacan los expedientes médicos en el que se señalan las lesiones en el cuerpo del muchacho al llegar a la Fiscalía y al Hospital.

La prueba negativa a Covid-19 practicada a Ravelo Echevarría el día 28 de julio, cinco días antes de su muerte; las necropsias practicadas al cuerpo y las opiniones médicas que señalan que hubo tortura.

Por lo anterior, el organismo exhortó a la Fiscalía General del Estado de Yucatán a continuar con las investigaciones y coadyuvar con la FGR, entre otras cosas; y al ayuntamiento de Mérida a impartir cursos de Derechos Humanos a los elementos de la Policía Municipal, el pago de una compensación o indemnización a la familia para la reparación del daños y una disculpa pública por parte del alcalde Renán Barrera Concha hacia la madre biológica y los familiares del joven.

Al respecto, la comuna, pero el Ayuntamiento no acató las recomendaciones, según se infiere del comunicado emitido el día 29 de enero en el que señalan que atendieron en tiempo y forma la recomendaciones “salvo aquellas que desconocen los resultados de la autoridad de justicia”, es decir, los de la FGR.

A un año, sigue pidiendo justicia

A un año de aquella detención, Dora María Ravelo Echevarría sigue con su lucha y ha planeado dos actividades a realizar en Mérida, la primera será una marcha a realizarse el jueves 21 de julio, que partirá del parque de San Cristóbal hacia el Ayuntamiento de Mérida y la segunda actividad consistirá en montar un altar en el parque de San Juan, con veladoras y flores, el día 3 de agosto, fecha en que falleció el joven.

Con información de Gabriel Chan 

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News