Desde el día de ayer, yucatecos fueron a hacer fila para poder alcanzar sus boletos para el concierto de los 90’s pop tour.

MÉRIDA.- Con mejor organización y orden hoy continúo la entrega de boletos gratuitos para el concierto Tour 90’s que varios artistas nacionales e internacionales ofrecerán en la feria Yucatán de Xmatkuil el próximo sábado.

Ávidos de disfrutar la música, canciones y el ambiente alegre de la fiesta, cientos de personas acudieron con más de 24 horas de anticipación a la Unidad Deportiva Kukulcán y Polifuncional de la calle 60 norte donde el gobierno del Estado entregó los boletos en forma gratuita a quienes estuvieron en las largas filas.

Te podría interesar: Accidente en la carretera federal deja 5 lesionados

Fue en el Kukulcán donde acudió el mayor número de personas porque la fila dio vuelta al círculo del Polifórum Zamná, pero el fuerte sol hizo que cambiaran al pasillo que rodea la unidad porque había sombra de los árboles.

Para evitar el desorden que se vio el sábado, en el Kukulcán los repartidores de boletos marcaron con tinta negra con números correlativos a los que fueron llegando al lugar. En este lugar se entregó un boleto por persona.

En el Polifuncional de la calle 60 entregaron tickets válido para dos boletos por persona. En ambos lugares el personal pintó el dedo de quien recibió el boleto para evitar la estrategia llamado carrusel.

Entrega de boletos

La apertura de entrega de boletos fue a las 9 de la mañana y se desarrolló en orden, sin embargo, en el Polifuncional se detectó que una mujer colocó a 10 personas en la primera fila para que obtuvieran los boletos y luego los recogió.

Te podría interesar: Sin gente los módulos de Progreso para obtener boletos para el concierto de Juanes en Xmatkuil

Ruby Cáceres y su esposo Ezequiel Ventura, también vecinos de Ciudad Caucel, durmieron a las puertas del Polifuncional. Ellos llegaron a las 7 de la noche, pero ya había personas en la fila que llegaron desde las 5 de la tarde del sábado.

Llevaron su casa campaña para dormir, pero los moscos y el zumbido infernal de las lámparas del alumbrado público del Polifuncional lo impidieron. Apenas recibieron sus boletos, los esposos se marcharon porque, según dijeron, dejaron solitos a sus hijos en la casa toda la noche.

Con el boleto en la mano, los que hicieron amistad durante la noche se despidieron: “nos vemos en el concierto”.

Con información de Joaquín Chan

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News