Este 24 de agosto ten mucho cuidado, pues se dice que el diablo anda suelto. ¿Conoces la leyenda de San Bartolo? Te la contamos

MÉXICO.- Cada 24 de agosto, de acuerdo con la leyenda de San Bartolo se dice que el Diablo anda suelto y la señal para entender que ya entre nosotros será una fuerte lluvia y rayos pero, ¿a qué se debe esto?

En esta fecha se celebra el Día de San Bartolomé o San Bartolo como también es conocido; este santo, fue uno de los 12 apóstoles que tuvo Jesús y fue canonizado gracias a la terrible muerte que tuvo, pues le arrancaron la piel del cuerpo cuando aún estaba con vida.

Además de que el día de este santo es celebrado, también se dice que anda suelto el diablo y que debido a ello todos deben extremar precauciones pues es durante el 24 de agosto que ocurren cosas inexplicables, pero ¿por qué se dice eso?

Te podría interesar: Captan al ‘huay chivo’ en calles de Dzidzantún

¿El diablo anda suelto este día?

Cuenta la leyenda que a partir de las 11 de la noche del 23 de agosto, el diablo se suelta y muestra su presencia con una fuerte lluvia que trae consigo muchos rayos y aire.

Se dice también que no debes salir al campo en ese horario pues durante las fuertes lluvias, las víboras comienzan a caminar paradas y suceden otras cosas inexplicables.

De igual forma, la leyenda cuenta que no debes entrar por nada del mundo a cuevas durante ese día, pues si lo haces, quedarás atrapado en el tiempo durante muchos años. También se cree que ese día el Diablo anda por las calles conquistando mujeres.

¿Por qué se originó la leyenda?

La leyenda dice que San Bartolomé fue dueño del Valle de Chicama, que en ese entonces tenía muchísimas riquezas. El demonio moría de envidia y quería poseer todos los bienes del santo, por lo que lo retó a una carrera, donde el ganador se quedaría con todo lo que había en el valle; San Bartolo aceptó.

Te podría interesar: ‘Uay pek’ y ‘uay keken’ asustan a habitantes de Tzucacab

La carrera inició e iba muy reñida, sin embargo, a la altura del monte Gasñape, el diablo tuvo un gran ventaja, por lo que al verse cerca de perder todo, San Bartolo pidió ayuda a Dios desesperado y de pronto, dio un salto gigante, de orilla a orilla del río Chicama, donde cayó sobre una piedra, esto permitió que él ganara ventaja sobre el diablo.

Al ver aquel movimiento, el diablo quiso hacer lo mismo, sin embargo, al hacer tal salto, no corrió con la misma suerte y cayó sobre el río donde posteriormente se ahogó.

Síguenos en Facebook

ALCHILE Síguenos en Google News