El hombre comentó que no quería ayuda, sin embargo por la gravedad de sus heridas conocidos que se encontraban en el barrio de San José lo convencieron de que sea a tendido

CAMPECHE.- Paramédicos del Sector Salud asistieron a un hombre quien se refugió en el interior de su domicilio situado en el barrio de San José, luego de ser atacado con un arma blanca en otro sector, ante el hecho agentes estatales al interrogar a la víctima refirieron que fue “victima” de la delincuencia pero luego cambio su versión a un ataque por viejas rencillas.

Te puede interesar: Sujeto le quita la vida a un perrito y casi es linchado por personas que estaban en la avenida Fundadores

El hecho ocurrió a las 9:50 de la mañana, cuando la víctima acudió a la cuartería donde vive situado sobre la calle 22 entre Galeana y Bravo del referido sector cubierto en sangre lo que alarmó a sus vecinos quienes intentaron asistirlo pero el agredido en una primera instancia se negó a ello.

Sus conocidos al lograr convencerlo que su lesión era grave accedió a dar aviso al número de emergencias, donde al paso de los minutos agentes estatales al servicio de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) acompañados del grupo de rescate médico del Sistema de Atención Médica de Urgencias (SAMU).

Trascendió que el hombre de aproximadamente 35 años tenía una lesión en el abdomen causado por un cuchillo y otros cortes en la espalda, por lo que los paramédicos tuvieron que ingresar a la cuartería derivado a que negó abandonar su domicilio.

Durante el interrogatorio el “apuñalado” refirió que al caminar sobre la calle dos Piedras de la colonia Peña fue interceptado por un ladrón quien lo despojó de sus pertenencias pero al negarse fue atacado, pero por varios minutos no pudo mantener su versión y cayó en diversas contradicciones y aceptó conocer al agresor y que el ataque derivo por viejas rencillas personales.

Los paramédicos lograron estabilizarlo pero señalaron que era requerido su traslado a un hospital para revisar que no tenga heridas en órganos y aplicarles “puntos”, pero el agredido no aceptó quien prefirió quedarse en el interior de su cuarto.

Mientras dijo que tampoco acudirá a ninguna instancia de seguridad para interponer su formal denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por lo que los uniformados se retiraron una vez terminado las diligencias médicas.

Síguenos en Facebook.

ALCHILE Síguenos en Google News