colonia 20 de Noviembre

Los delincuentes habrían envenenado a un perro para que no los delatara con sus ladridos mientras robaban en la colonia 20 de Noviembre

CAMPECHE.- Amantes de lo ajeno se apoderaron de dos acumuladores tras abrir los vehículos de sus víctimas que se hallaban debidamente estacionados en la colonia 20 de Noviembre.

Te puede interesar: Abuelita pierde la vida en el barrio de San Román, se cayó de su hamaca

Lo anterior fue reportado desde las 6 de la mañana, cuando Eduardo Rivero e Israel Canul, principales afectados, manifestaron que el robo pudo originarse por la madrugada, donde en el primer caso, el o los delincuentes envenenaron a un perro de la calle Lazaro Cárdenas, para que este no los delatar a con sus ladridos, abriendo las puertas del vehículo Nissan tipo Sentra en color gris y con placas de circulación DKF-4573 del estado, revisando todo en su interior y al no encontrar nada de valor, se fueron tras el acumulador.

Por su parte Israel Canul, segunda víctima, detalló lo mismo, ya que ante los constantes ladridos de los perros, siempre asomó para vigilar su motocicleta de la marca Italika tipo 150 en colores rojo y amarillo, con placas 01CWA1 del estado, la cual se hallaba debidamente estacionado en la calle Niños Héroes, pero el sueño lo venció hasta temprano cuando fue alertado de que una de las tapas donde va la batería estaba desprendida y los cables cortados, por lo que también dio aviso al número de emergencia.

En ambos casos, de ninguno tomó conocimiento elementos de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) ni de la Fiscalía General del Estado (FGE), acudiendo a familiares y amigos para que les prestarán una batería y poder mover sus vehículos para poder llegar a su centro de trabajo, tal como lo hizo Eduardo Rivero, quien informó que sólo llegó de visita para cuidar a su señora madre quien está recién operada, llevándose la fatal sorpresa de que fue víctima de la delincuencia.

Síguenos en Facebook.

ALCHILE Síguenos en Google News