La-Bruja-del-morro

Campeche no solo tiene historias de piratas sino que también tiene las leyendas urbanas como la Bruja del Morro

CAMPECHE.- En Campeche no solo tiene historia de piratas sino que también existen diversas leyendas urbanas que forman parte de nuesta cultura. A continuación, te contamos la leyenda de la Bruja de Morro:

Te puede interesar: Imprudente conductor accidenta a motociclista en la colonia Benito Juárez

En los morros de Seybaplaya existen una grutas y cavernas en las cuales el mar rebota. Es en esa zona que los pescadores no pueden pasar ya que existen muchos peligros como ser arrastrados.

Según los lugareños, hace mucho tiempo este poblado familiares enteras desaparecían sin razón. Al principio eso no era raro ya que era normal en ese tiempo que familias emigraran a otros lugares. Sin embargo, los pobladores se dieron cuenta que desaparecían consecutivamente y sin avisar a nadie.

Publicidad

Esto alarmó a los vecinos quienes contrataron a un hechicero para que descifrara el misterio. Este era muy conocido por el pueblo ya que realiza magia blanca en pro de la comunidad.

Un día en hechicero llamó a la población para realizar una reunión con la intención de que revelar lo que descubrió. El hechicero sorprendió a los pobladores al revelar que la razón por la que desaparecían las familias enteras era por que el poblado era visitado por un ser maligno con apariencia humana, la cual devoraba a toda la familia, de esta manera no dejaba sospecha alguna. Sin embargo, comentó que para poder atraparla tenia que hacerlo en el momento en que estuviera engullendo a sus victimas, ya que se despojaba de su apariencia humana. El brujo ideo un plan en el cual se quedaría a dormir en una casa de una familia y esperaría hasta poder atrapar al ente maligno.

En un día, a la casa de la familia tocó una viejecilla la cual pidio si se podría quedar a pasar la noche a la casa ya que no tenia un lugar donde dormir. La familia al ver a la pobre mujer decidieron ayudarla, sin sospechar que esa noche corrían un gran peligro. Astutamente el hechicero, no muy convencido, se preparó sin avisar a la familia para no alertar a la bestia.

La viejito decidió dormirse a lado de la salida de la puerta trasera, la cual daba para el baño. Pasada la media noche el hechicero notó que uno a uno los miembros de la familia iban saliendo directo a las letrinas con signos en sus rostros típicos de un dolor de estómago.

Al notar esto, el hechicero preparo sus herramientas de trabajo y se acercó al lugar donde dormía la viejita, sin embargo en el lugar solo se encontraba un bulto de pellejo. Rápidamente, corrió al baño donde encontró una horrible bestia, la cual se encontraba engullendo a un miembro de la familia. El brujo le hizo un hechizo con las ramas. Las ramas inmediatamente se convirtieron en cadenas las cuales lo atraparon y sujetaron sin que se pudiese escapar.

Los habitantes del pueblo encerraron a la vieja Ishawuu en las grutas para que se ahogara cuando subiera la marea, ya que al hacerlo se inundaban por completo. De este modo la bruja se ahogó encadenada por el conjuro, no sin antes lanzar un grito de amenaza de que regresaría a vengarse.

Dice la leyenda que el hechizo del brujo solo fue por 300 años y que en estos tiempos está por romperse tal hechizo.

Síguenos en Facebook

La i Noticias Síguenos en Google News